QUIENES SOMOS


La Cooperativa de Ahorro y Crédito “El Churqui” Ltda., tiene un rol eminentemente social en el país, el mismo que lo ha venido practicando por más de 25 años de existencia en el mercado financiero de Tarija, donde ofrece servicios financieros con cuatro puntos de atención financiera; dos oficinas en la ciudad de Tarija, una Oficina Central en la zona Las Panosas y una agencia en el barrio San José, una agencia en la localidad de Caraparí y otra agencia en la localidad del Valle de Concepción.

Nuestra cooperativa fue constituida en el marco de disposiciones legales del país en su momento, actualmente se encuentra en proceso de adecuación desde el año 2009. Para culminar su proceso de adecuación efectuó una renovación total de sus Consejeros, quienes tomaron la decisión de profundizar su visión a la nueva Ley General de Cooperativas (LGC), la Ley de Servicios Financieros (LSF) y su reglamentación específica; se encuentran aplicando la normativa de regulación emitida por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) cumpliendo con la ejecución de trabajos establecidos en planes de acción, este mecanismo protege los depósitos del público y estimula la transparencia aumentando la confianza hasta ahora ganada de nuestros consumidores financieros.

La Cooperativa El Churqui por su naturaleza y fines, es una sociedad que promueve la economía solidaria, está basada en la filosofía y principios del cooperativismo que destaca principalmente la valoración de la persona humana, sin importar el poder político, social, económico y cultural; se sustenta en la solidaridad y ayuda mutua de sus componentes y la comunidad, sin discriminación.

Por tanto, la cooperativa El Churqui por su naturaleza social orienta sus servicios financieros para lograr el mayor bienestar económico y social de los consumidores financieros y los socios, por lo cual mantienen tasas altas en depósitos del público, las altas tasas tienen el objeto de incentivar el ahorro y apoyar iniciativas productivas y necesidades de consumo de emergencia de los sectores sociales que lo requieran, en equilibrio con la solidez financiera con la que se administra la entidad.